Archivo para 28 octubre 2012

XXXII Carrera de la Ciencia

Hace hoy una semana se celebró la XXXII Carrera de la Ciencia, más conocida como “la carrera del CSIC”. Quiero estrenarme como “bloguero” en este foro con una breve crónica de la carrera y, sobre todo, un cariñoso recordatorio para José Manuel, que en esta ocasión no pudo correrla.

Del Carlos Corre, fuimos tres valientes los que madrugamos (y tanto: 6 am, para los que vivimos fuera del núcleo de contaminación de Madrid downtown): Antonio de la Oliva, Antonio Gallardo (en labores de organización) y un servidor.

Antonio y yo llegamos con tiempo, a eso de las 8h ya teníamos nuestro dorsal (la carrera empezaba a las 9h) y nos dispusimos a empezar a pensar en ponernos el dorsal en la camiseta y el chip en la zapatilla. Pronto nos dimos cuenta de que no íbamos con tanto margen, porque lo del dorsal y lo del chip ¡es para listos! Tras unos 15 minutos pegándonos con ello, conseguimos que quedara algo más o menos digno y nos dispusimos a calentar. Ahí fue la primera vez en que me acordé de José Manuel, pues el año pasado estábamos calentando juntos, siempre con su carisma que transmite energía y ganas, aunque sean las 8 de la mañana, lleves ya dos horas en pie siendo domingo y aún te preguntes en qué momento te diste un golpe en la cabeza como para que estés ahí corriendo y pasando frio…

Seguimos corriendo, no muy fuerte, y por fin vimos a Antonio Gallardo “El Boss”, con su planta inconfundible. Tras un breve saludo y un par de collejas cariñosas de ánimo que casi nos saltan los empastes, seguimos calentando (aunque las collejas ya nos habían calentado bastante). Aquí volví a recordar a José Manuel, pues él me enseñó eso de llevar un chubasquero de papel/plástico de los chinos para no pasar frío calentando. Empieza a hacer falta, tengo que ir a comprar…

Por fin nos fuimos colocando en la salida, tras el pis del miedo de rigor. La idea era intentar acercarse a un ritmo medio de 4:30 por kilómetro (esas eran las instrucciones del Pollero, y ya se sabe, hay que seguirlas a rajatabla). Sonó el clásico disparo y nos lanzamos a correr, los primeros 2-3 Kms cuesta abajo, para luego enfilar a nuestra amiga la Castellana y no abandonar la pendiente (ligera o no tan ligera por momentos) en los 6 Kms siguientes. Mantuve un ritmo por debajo de 4:30 hasta eso del KM6, en el que la cuesta me empezó a pesar y tuve que bajar (pensando en los improperios cariñosos que me estaría soltando el Pollero si estuviera a mi lado). Afortunadamente, llegó la bajada al final de la carrera y pude terminar con un digno ritmo medio de 4:30, y pensando “mañana puedo ir al Carlos Corre sin que el Pollero se ría de mi”).

Me encontré con Antonio antes de recoger la bolsa del corredor. Sonriente y cansado me dijo su tiempo medio, 4:37 y pensé “ya me tiene, el cabroncete”.

La figura de José Manuel volvió a surgir al acabar la carrera. Por un lado yo estaba tremendamente satisfecho con mi tiempo, y muy contento por haber acabado sin dolores (el año anterior la corrí con unas molestias en la espalda que a la larga me dejarían en el dique seco por un mes). Por otro lado, son ya unas cuantas semanas sin disfrutar de salir a correr con José Manuel, uno de los incombustibles que no se rajan cuando quedamos con el Pollero.

Espero que vuelvas pronto a corretear con nosotros. El grupo no es lo mismo sin uno de sus fundadores y su carácter. Aún recuerdo cuando lo vi por primera vez, en una charla de formación para nuevo profesorado en la UC3M, allá por el 2003. Él, catedrático, vicerrector, director de dpto. y un chorro de cargos más que listaba a la hora de explicar cómo se entraba a Aula Global . Aún recuerdo que pensé: “qué tipo tan sobrao”. Nada más lejos de la realidad. No podía estar más equivocado. Lo conocí personalmente unos años después y en Septiembre de 2010 me crucé con él corriendo por Polvoranca, y me animó a apuntarme al Carlos Corre. Nunca estaré lo suficientemente agradecido por abrirme la puerta a ese grupo de corredores, y sobre todo, personas.

Este “post” va por ti (por eso he preferido poner una foto de la edición del año pasado de la Carrera de la Ciencia). Siento que la calidad del blog haya bajado con mis pocas dotes literarias, pero de donde no hay, no se puede sacar :D. Espero que pronto estés desgastando zapatillas con nosotros.